Jesucristo

El Jesucristo más de todos

Un seminarista, que después será sacerdote y llegará a ser Obispo famoso, tiene a su mamá orgullosa de veras. Pero ...

Narraciones Bíblicas

Valientes, dignos de Jesús

Cuando leemos los Evangelios nos encontramos desde el principio con un hombre excepcional: con Juan el Bautista. Jesús lo llamó ...

Diversos

Preguntas y Consejos a Papa y Mama.

El Ministerio de Padres y Madres Orantes en sus doce años de existencia ( 1999-2015) ha podido ver que  la ...

Actividades

Ministerio PMO – 10 Años en Madre de Nuestro Redentor

Celebra el Ministerio de Padres y Madres Orantes el decimo aniversario de haberse iniciado en la parroquia de Madre de Nuestro Redentor en Miami, FL.

La celebración se inició con la Santa Misa celebrada por el Padre Manuel González. En la homilía el padre Manuel, nos recordó la importancia de la fe, que así como el centurión con confianza le pidió al Señor que sanara a uno de sus sirvientes y el Señor se lo concedió, así con esa misma fe, certeza y paciencia, siguamos orando por los hijos.

El Espíritu Santo tocó y sano los corazones tristes y rotos, siendo fortalecidos y renovados para continuar como grandes guerreros orando por nuestros hijos y por los hijos del mundo entero.

Durante un pequeño compartir, en el cual se compartió, no solo el cafecito y pastelitos, sino también abrazos, risas y el gozo que el Señor les regalo a los participantes en esa mañana maravillosa de oración.

Se cerró la celebración con el Santo Rosario de intercesión por los hijos y con el Rosario de la Misericordia. Los participantes partieron agradecidos con el Señor, por todos los beneficios y dones recibimos a través del ministerio.

Maria

María en la Iglesia naciente

Si queremos saber lo que significa María como Madre de la Iglesia, abrimos los Hechos de los Apóstoles y vemos cómo Lucas —que al principio de su Evangelio ha centrado los dos primeros capítulos en la Maternidad divina de María—, ahora nos la presenta como la Madre de la Iglesia naciente…

Familia

Lumbreras que se encienden

Hace ya muchos años, pues era a mitades del siglo dieciséis, dos esposos muy cristianos esperaban el nacimiento de su cuarto hijo. Nadie se explicaba el fenómeno, y todos se preguntaban, igual que al nacer Juan el Bautista: Pero, ¿quién y qué va a ser este niño?… Porque sin más, de repente, apenas salir la criatura del seno materno, se abrillantó el horizonte y aparecía una luz del todo celestial que se metía en la habitación del recién nacido, dejando a todos asombrados… -¿Quién y qué será este niño?…

Gracia

Lo que puede una Misa

Santo Domingo de Guzmán se vio en una precisión muy grave mientras se hallaba en el monasterio de Roma rodeado de tres Cardenales, a uno de los cuales le traen la dolorosa noticia: -Tu sobrino Napoleón ha caído del caballo tan mal que allí mismo ha quedado muerto. El Cardenal está deshecho, y busca consuelo en el Padre Domingo.
Pero en éstas un Padre le reprocha al Santo: -Padre Domingo, ¿por qué no haces por el Cardenal algo más que darle palabras bonitas? ¿Por qué no le restituyes vivo a su sobrino? Si dices que eso no lo puedes hacer tú, ¿dónde están tu compasión, tu fe y tu confianza en Dios?… El Padre Domingo se concentra y reflexiona: -Cierto, yo no puedo nada ante este muerto. Pero…, ¿tampoco Dios puede nada?… ¿Dónde está mi fe en el poder de una sola Misa, en la cual actúa el mismo Jesús del Calvario?…