Jesucristo

El Santo de Dios

10. agosto 2017 | Por | Categoria: Jesucristo

Solamente el Espíritu Santo podía darnos una lección tan profunda de teología, como lo hiciera con una niñita a la que llamaban la Pequeña Neli del Dios Santo. Veía a Jesús clavado en la cruz, y decía: -Miren al Dios Santo. Iba a la iglesia, y señalaba el Sagrario con su manecita: -Allí está el Dios Santo. Le entusiasmaban las estampas de Jesús con el Corazón sobre el pecho, y decía: -Ese es el Corazón del Dios Santo. Y así siempre. Como niña, tenía sus caprichos y a veces le costaban algunas cosas. Pero bastaba preguntarle: -¿Qué dirá el Dios Santo?, para que…



Jesucristo, Profeta y Testigo

3. agosto 2017 | Por | Categoria: Jesucristo

¿No hemos oído nunca el nombre del científico, escritor y orador ruso Prokopieff? Vale la pena saber su historia. La Pascua de Resurrección era en Rusia la fiesta de las fiestas, y el saludo de todo el pueblo era un gozoso “¡Cristo resucitó!”. La revolución comunista la sustituyó por una fiesta patria con mítines, desfiles, actos culturales. Y aquel año tenía en un gran teatro la palabra el librepensador y ateo Prokopieff.
El público debía aplaudir todos los disparates revolucionarios que el orador lanzara. Pero ante el asombro de todos, un anciano pide la palabra. -¿Quién es usted? -Soy un cristiano. -¿Y qué tiene que decir usted aquí hoy? -Pues, esto:…



Jesucristo, el Maná

27. julio 2017 | Por | Categoria: Jesucristo

Un poeta extraordinario nos describió lo que le ocurrió un día a la Virgen María en Nazaret. El niño Jesús se había salido por los campos, y tardaba algo en regresar. Sale la mamá a ver por qué se retrasaba, y el pequeño venía con las manos cargaditas. -Mi hijito, ¿qué traes de la viña? -Mira, mamá, este racimo de uvas, que se ha convertido en sangre viva… La Virgen se asombra: -¿Uvas que ya son vino, y vino que es sangre viva?… No lo entiende María, pero le sigue preguntando al pequeño: -Mi amor, ¿y qué son esas espigas? El niño cierra los ojos como soñando: -¿Sabes, mamá? Esto se ha hecho pan. He traído el trigo y las uvas de la Eucaristía…



El Padre de Jesucristo…

20. julio 2017 | Por | Categoria: Jesucristo

Moisés se queda pasmado ante lo que ve: -¡Esa zarza que está ardiendo, y no acaba de consumirse!… Se acerca a ella en la cima del monte, y una voz tremenda le tira para atrás: -¡Moisés, Moisés! No te acerques sin quitarte las sandalias. Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob (Éxodo 3,4-6)

Esto era el Dios del Antiguo Testamento: un Dios santo, un Dios que sobrepasaba toda la creación, un Dios que infundía miedo. Después, cuando en este mismo lugar del Sinaí dicte su Ley entre truenos y relámpagos, con estremecimiento de toda la montaña, infundirá a Israel verdadero terror. Era un Dios a quien nadie había visto ni nadie se podía imaginar cómo era, y que se identificaba al hablar a Israel con estas palabras: -Soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob…