Gracia

Lo que puede una Misa

15. agosto 2017 | Por | Categoria: Gracia

Santo Domingo de Guzmán se vio en una precisión muy grave mientras se hallaba en el monasterio de Roma rodeado de tres Cardenales, a uno de los cuales le traen la dolorosa noticia: -Tu sobrino Napoleón ha caído del caballo tan mal que allí mismo ha quedado muerto. El Cardenal está deshecho, y busca consuelo en el Padre Domingo.
Pero en éstas un Padre le reprocha al Santo: -Padre Domingo, ¿por qué no haces por el Cardenal algo más que darle palabras bonitas? ¿Por qué no le restituyes vivo a su sobrino? Si dices que eso no lo puedes hacer tú, ¿dónde están tu compasión, tu fe y tu confianza en Dios?… El Padre Domingo se concentra y reflexiona: -Cierto, yo no puedo nada ante este muerto. Pero…, ¿tampoco Dios puede nada?… ¿Dónde está mi fe en el poder de una sola Misa, en la cual actúa el mismo Jesús del Calvario?…



Conductores magníficos

8. agosto 2017 | Por | Categoria: Gracia

El Padre Director de nuestro Grupo nos empezó una día su charla de formación con una pregunta desconcertante. -¿Saben que vengo de practicar los Ejercicios Espirituales y he decidido dar un nuevo rumbo a mi vida? En la meditación ignaciana de la elección o reforma, he tomado una decisión muy seria.
Alguien le interrumpió:
– Bien, Padre; no nos dirá que va a cambiar de profesión. Sacerdote, y encima religioso, no vendrá a decirnos que se ha cansado y que se retira…



Padre y pastor

1. agosto 2017 | Por | Categoria: Gracia

¿Queremos saber lo que pensaba Napoleón, ese hombre tan singular, sobre los sacerdotes?… Una vez se puso medio furioso con su propio pensar: -¡No hay derecho! Esto es una partida desigual. Los Curas quieren que me contente con gobernar los cuerpos, y ellos se reservan la dirección de las almas…

El que así habló una vez, en otra ocasión hubo de corregirse. En plena campaña militar, es sorprendido por una tremenda tempestad y tiene que refugiarse con sus oficiales en una cabaña, desde la que ven pasar a un sacerdote que iba a marchas forzadas contra la lluvia y el granizo. -¡Por favor, reverendo! Deténgase aquí. ¿A dónde va calado hasta los huesos con este horrible temporal?
El sacerdote no ha reconocido al Emperador, y le contesta sin detenerse…



El amor es nuestro canto…

25. julio 2017 | Por | Categoria: Gracia

Entre tantas y tantas cosas indeciblemente bellas que nos escribió San Pablo en sus cartas, no sé si habrá una frase tan grandiosa como ésta:
-Nuestra esperanza no engaña, porque, al darnos el Espíritu Santo, Dios ha derramado su amor en nuestros corazones (Romanos 5,5).
Dios es amor, nos llama al amor, y ya en esta vida nos hace amar como amaremos en la eternidad. No se puede soñar en felicidad mayor.

Dios nos ha comunicado su amor, como una gracia inmensa, al recibir las aguas bautismales, y la vida del cristiano es vida de amor, en espera del amor que será el colmo de la felicidad eterna.
En una sociedad que se ha olvidado tanto de Dios y que ha falsificado tanto el concepto del amor, ¿es oportuno todavía hablar del amor eterno, de ese que Dios ha derramado en los corazones cristianos?… ¿Es oportuno seguir hablando del amor de un Dios?…